Ahora el cambio depende de vos!

Tratamiento secundario con modulo ozonizador

Producto nº: AD119
Tu precio: $1,00

 

 

Tratamiento de efluentes residuales.
 
Efluentes acuosos: 
Cuando un producto de desecho se incorpora al agua, el líquido resultante recibe el nombre de agua efluente. Los efluentes pueden ser de origen domestico o industrial.
La cantidad y naturaleza de las aguas efluentes industriales es muy variada, dependiendo del tipo de industria, de la gestión de su consumo de agua y del grado de tratamiento que los vertidos reciben antes de su descarga.
La composición de las aguas efluentes se analiza con diversas mediciones físicas, químicas y biológicas. Las mediciones más comunes incluyen la determinación del contenido en sólidos, la demanda bioquímica de oxígeno (DBO), la demanda química de oxígeno (DQO), y el pH.
La concentración de materia orgánica se mide con los análisis de DBO y DQO. La DBO es la cantidad de oxígeno disuelto empleado por los microorganismos para descomponer la materia orgánica de las aguas efluentes a una temperatura de 20 °C. La DQO es la cantidad de oxígeno necesario para oxidar la materia orgánica por medio de un agente químico. El valor de la DQO es siempre superior al de la DBO porque muchas sustancias orgánicas pueden oxidarse químicamente, pero no biológicamente.
El ozono posee un potencial de oxidación superior a casi todos los compuestos oxidantes, esto lo hace sumamente efectivo en el TRATAMIENTO DE VERTIDOS LIQUIDOS. La adición de una mezcla de ozono y oxigeno al efluente, provoca la rápida disminución de la BDO y la DQO. Además debido a su poder decolorante es esencial en el tratamiento de efluentes coloreados como los de la industria textil y papelera. Mediante la adición de ozono es posible además, eliminar la materia orgánica difícilmente biodegradable (DQO, AOX, HAP, HCC, pesticidas y agentes tensoactivos).
Debido a su poder floculante, el ozono mejora las operaciones de floculación, decantación y filtración, lo que conlleva en un ahorro de productos químicos empleados comúnmente para dichas operaciones.
En efluentes donde los indeseables son sales inorgánicas factibles de oxidación (plomo, hierro, magnesio, manganeso, etc.), el ozono produce una rápida precipitación de los mismos. 
El ozono puede ser aplicado en distintas etapas del tratamiento del efluente: la preozonización es la etapa en la cual el ozono se dosifica en etapas previas a la floculación - coagulación, optimizando así dichos procesos y provocando la remoción de hierro y manganeso, y el control de algas; la ozonización final tiene el objetivo de mejorar las características organolépticas, ya sea olor, sabor, color, y la desinfección final del agua.
Efluentes gaseosos: 
Debido a su alto poder oxidante, la aplicación de ozono gaseoso en ductos de extracción de contaminantes gaseosos, provoca la desodorización de los gases, dado que el ozono reacciona con los compuestos orgánicos volátiles (VOC’s) que son responsables del mal olor, destruyéndolos. El ozono además, es muy eficaz en la eliminación de gases sulfurados, emanaciones típicas de las industrias del cuero, por ejemplo. La aplicación de ozono puede ser en forma gaseosa o disuelto en agua en torres de lavado de gases.
 
 

 

www.ecoplasticprfv.com.ar

HECHO EN PATAGONIA ARGENTINA. Eco Plastic PRFV, Bella Vista Sur Macizo 55 Lote 10 Comodoro Rivadavia Chubut.

Powered by Webnode Tienda online